Archivo mensual: agosto 2009

cuestión de piel

>

la piel de la poesía

Ibero Gutiérrez



la llevo puesta como un sobretodo

que a veces me queda largo

y otras un poco corto

todos los días me visto

con la piel de la poesía

me miro en el espejo

a ver cómo me queda

no puedo salir a la calle

si no la llevo puesta

a veces no es un sobretodo

a veces es mi ropa más íntima

esa que nadie ve

entonces la piel de la poesía

se vuelve como una segunda piel

a veces siento la lucha entre mi piel

y la piel de la poesía

ambas quieren poseerme

ser mi única piel

pero yo no sé ya defenderme

en ocasiones salgo a la calle

pensando que llevo puesta mi propia piel

hasta que descubro mi equivocación

y me doy cuenta que todo el tiempo llevaba puesta

la piel de la poesía

y otras veces pienso todo lo contrario

que me he puesto

la piel de la poesía

hasta que percibo que

siempre ha sido mi propia piel

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo inédito 2009

poesía pintada I

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios

Archivado bajo may-ago 2007

cancionero II

>La canción del cantor
Alfredo Zitarrosa

Canta el cantor su pena y sus alegrías,
pero nunca ha podido cantar las mías.
Yo tampoco las canto, porque mis penas
de ser tan sólo mías, son como ajenas.
Y cuando estoy contento, tampoco canto,
no sea que de las risas vengan los llantos.

Con cada canto nuevo, siente el que canta
que le sube la vida por la garganta.
Los cantores que cantan cosas prestadas
son como los gorriones, van en bandadas.
Mejor cantar poquito, como el hornero,
y levantar el nido frente al pampero.

No hay canción que me cante, dice el trovero,
para el buey de adelante sobra el sendero.
Porque el canto me sale, como aprendido,
desde el nacer peleando contra el olvido.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

feelings IX

>Hay veces que es una canción que me lo hace sentir y entonces estoy horas escuchando la misma canción. La repetición me hace entrar en un estado de puro trance y en esa pureza me desprendo un poco de mi misma y me elevo por sobre mis circunstancias. Es una especie de levitación mental!
Hoy es la canción Natural del Cuarteto de Nos que me hace sentir que puedo volar y volar en esa euforia que solo los que la han experimentado saben a qué me refiero. La euforia puede venir de modo natural o inducida por algo externo a nuestro cuerpo. Lo digo porque en mi caso me pongo eufórica de un modo, digamos, natural y de ahí la ironía de la canción del Cuarteto. Aquí les dejo la letra:

Natural

Para poder dormir
tengo que estar sedado
para ir a estudiar
tengo que estar tomado
en la navidad
tengo que estar dopado
para no pensar
tengo que estar boleado
al trabajo
tengo que ir sedado
a la provisión
tengo que ir tomado
a lo de mi madre
tengo que ir dopado
si salgo de casa
tengo que ir boleado

y no me puedo quejar
después de todo no me va tan mal
llevando una vida así tan natural

para funcionar
tengo que estar sedado
si quiero agradar
tengo que estar tomado
para enloquecer
tengo que estar dopado
para sentir placer
tengo que estar boleado
a mi cumpleaños
tengo que ir sedado
cualquier decisión
la tomo dopado
a pagar impuestos
tengo que ir dopado
si tengo un velorio
tengo que ir boleado

y no me puedo quejar
después de todo no me va tan mal
llevando una vida así tan natural
llevando una vida así tan natural

para no llorar
tengo que estar sedado
para no arrugar
tengo que estar tomado
para no olvidar
tengo que estar dopado
para recordar
tengo que estar boleado

y no me puedo quejar
después de todo no me va tan mal
llevando una vida así tan natural
llevando una vida así tan natural
llevando una vida así tan natural
ahhhh

tengo que estar sedado
tengo que estar tomado
tengo que estar dopado
tengo que estar boleado
tengo que estar sedado
tengo que estar tomado
tengo que estar dopado
para poder vivir
tengo que estar boleado

2 comentarios

Archivado bajo eufórica, euforia

feelings VIII

>

Lo que yo quisiera es vivir mi vida diurna entre libros y papeles y pasar las noches junto a un cuerpo. Ése es mi ideal.

Diarios de Alejandra Pizarnik, Barcelona: Lumen: 2003, pp. 55-56.

El despertar

a León Ostrov

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y se ha volado
y mi corazón está loco
porque aúlla a la muerte
y sonríe detrás del viento
a mis delirios

Qué haré con el miedo
Qué haré con el miedo

Ya no baila la luz en mi sonrisa
ni las estaciones queman palomas en mis ideas
Mis manos se han desnudado
y se han ido donde la muerte
enseña a vivir a los muertos

Señor
El aire me castiga el ser
Detrás del aire hay monstruos
que beben de mi sangre

Es el desastre
Es la hora del vacío no vacío
Es el instante de poner cerrojo a los labios
oír a los condenados gritar
contemplar a cada uno de mis nombres
ahorcados en la nada.

Señor
Tengo veinte años
También mis ojos tienen veinte años
y sin embargo no dicen nada

Señor
He consumado mi vida en un instante
La última inocencia estalló
Ahora es o nunca jamás o simplemente fue

¿Cómo no me suicido frente a un espejo
y desaparezco para reaparecer en el mar
donde un gran barco me esperaría
con las luces encendidas?

¿Cómo no me extraigo las venas
y hago con ellas una escala
para huir al otro lado de la noche?

El principio ha dado a luz el final
Todo continuará igual
Las sonrisas gastadas
El interés interesado
Las gesticulaciones que remedan amor
Todo continuará igual

Pero mis brazos insisten en abrazar al mundo
porque aún no les enseñaron
que ya es demasiado tarde

Señor
Arroja los féretros de mi sangre

Recuerdo mi niñez
cuando yo era una anciana
Las flores morían en mis manos
porque la danza salvaje de la alegría les destruía el corazón
Recuerdo las negras mañanas del sol
cuando era niña
es decir ayer
es decir hace siglos

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y ha devorado mis esperanzas

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
Qué haré con el miedo

Alejandra Pizarnik, Las aventuras perdidas, 1958.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

feelings VII

>Yo estoy acá buscando en mi cabeza, buscando algo.
A ver si alguien me dice: ¿para qué sirven los libros?
Con tantos y tantos libros podríamos construir un árbol o una casa.
¿Para que sirven los libros?
Es algo que nunca nadie me ha dicho y acá estoy apretada de nervios como un insecto bajo un zapato.
Con tantos y tantos libros, tantas y tantas palabras, podríamos dar la vuelta al mundo en 80 días o dar 80 vueltas por el mundo.
Nada que me guste más que la lectura o que los libros como objetos de gran valor pero no sé, todavía no sé para qué sirven, para qué! Me está dando como a los ratones paranoicos y yo también ya me cansé y quiero mi pedazo, pero no lo encuentro!
Con mi insomnio habitual me quedaré aquí en la virtualidad esperando a que un compasivo internauta me conteste!

Deja un comentario

Archivado bajo lectura, libros

feelings VI

>

I think I’m dumb
or maybe just happy
Think I’m just happy
my heart is broke
But I have some glue
help me inhale
And mend it with you
We’ll float around
And hang out on clouds
Then we’ll come down
And have a hangover…
Have a hangover

Nirvana

Now, then! What a question! What’s happiness? Does anybody know? Is there a plausible answer? Do we need to inhale and exhale? Do we need the morning-after-hangover to proof we have been high? Do we need the lows to get the highs? Do we need such highs to justify our lows? So,what’s this thing called happiness? Can anyone out there give me an answer? Well, here I am, waiting for you to give it to me while I night-dream a bit of Nirvana’s dreams or nightmares.

Deja un comentario

Archivado bajo happiness, Nirvana