tierra de reveses

paseos por mundos convexos

cuánto viajaba en esos días

se me achicaba la frente

de tanto asombro

bebía el agua como los peces

me arrodillaba para juntar piedras y moluscos

deambulaba por una tierra de reveses

espacios sin fin y segundos incontables

paseos por mundos cóncavos

este muro es interior

vayamos hacia ese subterráneo anhelo

quiero conocer la pequeña piedra

que se esconde en tu mano

no voy a apurarme

este muro es interior

paseos por mundos exteriores

no puedo imaginarme otro paisaje

soy un pasajero más

pero me abro con una velocidad poco común

tus pupilas se dilatan

sudan tus palmas

aprovecho ese instante para soltarme

paseos por mundos interiores

estás adentro

por fin veo con claridad

la oscuridad me permite sentir las fibras

el peso de cada pétalo

es maravillosamente suave

el envolvente aroma lo cubre todo

vuelvo de repente a mi cuerpo

estás adentro

paseos por mundos ajenos

ahora que se ha pasado el momento

el tiempo vuelve a esculpir imágenes

las plantas crecen silenciosas

los peces nadan furtivos

los insectos se mueven callados

hay una necesidad de apagar murmullos

de llamar a la noche rumorosa y leve

de acallar al grillo noctámbulo

de deambular por caminos desdibujados

paseos por mundos propios

(pero no hablaré de aquella estrella

que fugazmente cayó en el mar

así explico su nombre paradójico

fugaz como un relámpago

fugaz como una chispa

fugaz como un acorde

la estrella rompió en el mar su eternidad)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo opacidad (2010)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s